El paritorio de Verín reabre con una pediatra que deja otra comarca "saturada" por falta de especialistas

El paritorio de Verín reabre con una pediatra que deja otra comarca "saturada" por falta de especialistas


El problema de la falta de pediatras se enquista en Galicia. A cada poco, la indignación por la falta de especialista para los más pequeños explota, como hizo ya en el norte de Galicia o últimamente en Verín tras el cierre del paritorio por la supresión de las urgencias pediátricas que este mismo lunes ha reabierto. Ahora la protesta se intensifica en A Costa da Morte.

«Desvestir un santo para vestir otro», resumen familias afectadas de la zona tras conocer que la pediatra que ha ocupado una de las plazas ofertadas en el hospital de Verín es precisamente la especialista que atendía la «saturada» área de Cee y Corcubión. Según advierte el Servizo Galego de Saúde (Sergas), la especialista ha sido sustituida ya por otro «profesional». Desde A Costa da Morte, familias aseguran que el médico que ha ocupado la plaza es puericultor y no un especialista pediátrico. 

La elevada cantidad de niños que una única pediatra atiende en un área de unos 10.000 habitantes provoca que los profesionales se acaben marchando en busca de mejores condiciones, según denuncian afectados. Así ha hecho la especialista que atendía en el centro de salud de Cee, que se incorporó este lunes al hospital comarcal de Verín. «Asumen el doble de niños de lo recomendado y acaban prefiriendo cualquier destino porque no dan abasto», explica un padre.

En Verín, la Xunta prometió reabrir el paritorio y las urgencias pediátricas tras dos meses de protestas y encierro y tras varias versiones para argumentar una polémica decisión. Pese a que el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuíña, presumió de que «por primera vez desde 2006» el hospital comarcal recuperaría el «servicio de pediatría», la nueva gerente del centro reconoció este lunes que solo se ha cubierto una plaza y que un profesional más reforzará las guardias a la espera de poder «captar» otro médico especialista que complete por fin el servicio. 

Además, y ante las intenciones de la Xunta de «reforzar» el consentimiento informado que deben firmar las madres para dar a luz en Verín, el Consello Galego de Colexios Médicos ha emitido un comunicado para cualificar de «inadmisible» una medida que «retuerce el objetivo» real de estos permisos. 

La situación no es única. Tampoco en la Costa da Morte. El pasado viernes, varios vecinos se manifestaron en Fisterra contra «los recortes en pediatría». En esa localidad carecen de pediatra desde el pasado 19 de enero y hasta el 19 de febrero. El especialista cogió vacaciones y no fue sustituido, una circunstancia que es denunciada en numerosas comarcas de Galicia, pero también en barrios de las grandes ciudades.

El paritorio de Verín (Ourense) reabre tras dos meses cerrado

«Queremos un pediatra, a loita non remata«, advertían los afectados. En la Costa da Morte, las denuncias de las familias se repiten cada poco. Según cuentan, los ayuntamientos de Dumbría y Muxía comparten un pediatra, que atiende dos días en una localidad y tres en otro; en Zas, sin pediatra, los padres tienen que trasladar los niños hasta Vimianzo.

Desde 2004, más de 75 ayuntamientos gallegos han perdido su único pediatra y muchas otras localidades disminuyeron su personal. En A Costa da Morte, la gravedad de la situación se ejemplificó hace meses con el caso de una madre que tuvo que desplazarse 140 kilómetros durante tres horas para encontrar un pediatra para su bebé en la Navidad de 2018. La situación en el norte de Galicia es muy parecida y el último conflicto en Verín muestra que la crisis abarca a todo el país.

La Xunta insiste en un problema estructural que afecta a todo el Estado y acusa al Gobierno central. En Galicia, la oposición pide establecer un plan especial de contratación de pediatras, negociar con el Ejecutivo estatal el aumento de plazas en pediatría y detener los recortes en los centros sanitarios. «El Sergas intenta arreglar los problemas con parches, acudiendo allí donde hay movilización y se hace ruido, pero sólo desplazan los problemas», explica un padre de la Costa da Morte, donde se asienta ahora el eterno conflicto sanitario para la Xunta. 



Source link

Deja un comentario